Hola, soy Raúl Fernández Gil, aunque desde hace un tiempo (desde que estoy por las redes sociales) me hago llamar Raúl Gil, ya que es el apellido de mi mamá y es, junto con mi esposa y mi abuela, una de las mujeres más importantes de mi vida. Ya os estaréis imaginando con esta presentación, que soy una persona emocional. Y es que no comprendo la fotografía de otra manera. Emociones. Risas, llantos, abrazos, miradas... Es por este motivo por el cual me he especializado en fotografía social y retratos, pues considero que son, las personas que llenan mis fotos, las que transmiten más sensaciones, por encima de la técnica, la composición o el enfoque que yo pueda obtener.
Mi forma de trabajar es no invasiva. Cuando se realiza una sesión, es importante estar relajado y disfrutar de ella por ambas partes. Si os pasáis por mis trabajos veréis que todas las personas que aparecen están relajadas y disfrutando.
En el caso de las bodas, pareceré un invitado más. Mi equipo es lo suficientemente discreto para no llamar la atención y voy vestido para pasar desapercibido y lograr capturar esos momentos casuales que son los que luego se agradecen en el reportaje.
En el caso de una sesión más íntima tipo retrato o familias, podréis ver en las fotos de esta web que no hay tensión en sus caras, ni posturas artificiales. Todo es fruto de tomarse las cosas con calma, sin prisas y disfrutando. Conseguiremos resultados naturales asegurados al 100%.
Por hablar de algo técnico, os diré que no huyo de la luz artificial. Los equipos actuales (el mío lo es) están preparados para trabajar a muy bajas cotas de luz y las fotos tienen un ambiente mucho más orgánico y natural. Todas y cada una de las fotos publicadas en esta web están realizadas sin flash.   
Back to Top