A los papás con los bebés siempre les ocurre lo mismo:
"Crecen tan rápido que ni te enteras" o "no para quieto. Qué difícil es hacerle una foto que no esté movida!". 
Con el paso del tiempo, se acumulan muchas fotos que no tienen calidad suficiente en el móvil y el bebé ya está gateando por casa. Más difícil todavía!!!
Para conseguir fotos de calidad, que no estén movidas y tengan ese toque especial, se necesita equipo profesional. Es mejor que se encargue un fotógrafo.
En las sesiones con los más pequeños de la casa, la paciencia es lo más importante. Crear un ambiente relajado y poco a poco, ir capturando fotografías en diferentes ambientes, para tener un recuerdo de por vida.
En cuanto al tiempo o edad de vuestro bebé, no os  preocupéis. Huyo de la fotografía newborn, en la que las exigencias con el tiempo del pequeño son muy altas para al final tener al bebé como en un cuento de hadas. Son fotografías preciosas, no  lo pongo en duda, pero prefiero la calidez y la autenticidad del hogar o la vida alrededor del pequeño, que un estudio. Tampoco hay ningún problema en fotografiar bebés de 2 años...el límite de edad no lo pongo yo, sino vosotros!
En esta sesión recibirás 25 fotografías en alta resolución, incluyendo una foto de familia. Además, el precio es muy competitivo, tan solo 99€.
Back to Top